martes, 28 de febrero de 2017

Entrevista a Aarón Garcia Peña

Aarón Garcia Peña , poeta republicano , una entrevista acerca del republicanismo en España y su historia.

1.¿Que fue lo que hizo enamorarte de la poesía?
Me enamoré de la poesía porque, leyéndola, fue como descubrí que el ser humano podía llegar a ser inteligente. Desde entonces la escribo, no fuera a hacerme falta aparentar inteligencia.
Aarón Garcia Peña
 2.¿Que es para ti ser republicano?
No hay diferentes maneras de entender el republicanismo ilustrado, al menos no el modelo republicano que hemos conocido en España. O se es republicano o no se es.

Ser republicano es defender que las jefaturas del Estado y el Ejército no sean concebidas, una y otra vez, en la misma cama de matrimonio; y que cualquier descendiente de cualquier español pueda, siendo elegido en urnas, arbitrar y moderar el funcionamiento regular de las instituciones, asumir la más alta representación del Estado español en las relaciones internacionales, sancionar y promulgar las leyes, convocar y disolver las Cortes Generales, convocar elecciones, convocar a referéndum, promover al candidato a presidente del Gobierno, nombrar y separar a los miembros de dicho Gobierno, expedir los decretos del Consejo de Ministros, conferir los empleos civiles y militares, conceder honores y distinciones, ser informado permanentemente de los asuntos del Estado e influir directamente sobre éstos, presidir las sesiones del Consejo de Ministros cuando lo estime oportuno, ejercer el derecho de gracia o de indultos selectivos, ostentar el alto pratronazgo de las Academias Nacionales, acreditar ante sí a los embajadores y altos representantes diplomáticos, firmar los tratados internacionales en nombre de España, declarar la guerra en nombre de España o hacer la paz en nombre de ésta.
Bandera de la Segunda República Española
En España tenemos privatizadas todas estas funciones y esto es a lo que llamamos "monarquía parlamentaria". Es decir: para todas estas atribuciones, la voluntad de los españoles no es vinculante. El Estado Español no es un Estado público. El Estado español es un Estado privado que tiene nacionalizada su Jefatura del Gobierno.
En definitiva, ser republicano hoy en España es defender la democratización de toda la estructura del Estado; o dicho de otro modo: su nacionalización para que todos los españoles volvamos a ser sus propietarios en plena igualdad entre nosotros. Creer en republicanismo ilustrado con sistema de gobierno semipresidencial es:
*Soberanía y la igualdad real ante la ley de todos los ciudadanos.
*Exigencia de que los gobiernos se interesen por los ciudadanos a los que afecta dicha ley.
*Incorporación del “interés general” y comunicación adecuada para que éste sea comprensible.
*Periodicidad en los cargos.
*Publicidad de actos de gobierno: no es posible el secreto de Estado de naturaleza no militar.
*Separación y control recíproco de poderes que ponen y deponen: soberanía y facultad para el ejercicio del poder mediante la representación, con derecho a voto, de toda la estructura del Estado.
*Práctica del respeto con las ideas opuestas.
*El Jefe del Estado y el Jefe del Gobierno no son la misma persona.
*Estado laico con libertad de culto.
3.La derecha dice que los republicanos sólo buscamos venganza con la llegada de la III República Española ¿Qué te parece esta acusación?
El golpe de Estado de 1939 continúa vigente, porque pasaron a manos privadas las jefaturas del Estado y el Ejército y ambas continúan privatizadas habiendo sido heredadas directamente de los golpistas en un ejercicio de traición a la soberanía popular, de traición a la patria. No existe venganza en el intento de devolver a sus propietarios lo que les fue robado por las armas, simplemente justicia y, por ende, democracia.
4.¿Realizas debate políticos en algún canal en concreto?
Semanalmente en la cadena Intereconomía, en su programa televisivo El gato al Agua que dirige Gonzalo Bans, y en sus mañanas radiofónicas con el falangista Eduardo García Serrano. Creo profundamente en el debate ideológico entre posturas radicalmente enfrentadas, para tratar de convencernos los unos a los otros. Creo, como no podría ser de otro modo en un defensor del modelo republicano, en el ejercicio democrático. Si tenemos la razón, habrá que demostrarlo donde más falta haga y habrá que convencer a los que más lo necesiten.
5.¿Que objetivos crees que tiene el movimiento republicano español actualmente?
El primer objetivo de un republicano español de hoy en día, es explicar que la república, el republicanismo, no se limita a no tener un rey. No tener un rey sería, simplemente, una de las consecuencias del modelo republicano.
Inmediatamente habría que explicarle a los que se dicen republicanos, que República —res publica— significa "la cosa de lo público". ¿Cómo se puede, sin vergüenza o sin ella, sin decoro evidente, defender lo público, defender abierta y profundamente lo público y decir, al mismo tiempo, que la república "no toca"? ¿Cómo que no toca? ¿Cómo se puede defender la existencia de unos servicios públicos, de un Estado público, y estar al mismo tiempo pasivo con su actual privatización de su más alta representatividad, la cuál, como acabo de explicar en esta entrevista, no es meramente simbólica? ¿Cómo se puede llegar a creer que existen en un país las representaciones simbólicas cuando éstas ostentan, al mismo tiempo, la atribución del Mando Supremo de las Fuerzas Armadas?
Debemos dejar de hablar de corrupciones en la Casa Real —por muchas que haya— y decirle a la ciudadanía que la monarquía es la corrupción sistémica de España, la real privatización de su soberanía.
6.¿Que opinas de la rebelión de Jaca y de los capitanes Galán y García Hernández? ¡Se les sigue haciendo homenajes a estos dos capitanes!
Miguel Ángel García Hernández y Fermín Galán: los dos militares mártires que propiciaron, con su insubordinación en Jaca, la llegada de la segunda república al propiciar las reacciones populares en contra de sus fusilamientos y despertando así el sentimiento antimonárquico entre la población. ¡Qué voy a decir!, dos mártires de la democracia.

Monumento de homenaje a Fermín Galán  y  Garcia Hernandez

Conozco un poco mejor la trayectoria del capitán Galán que la de Hernández, pero soy consciente de que los españoles debemos a ambos el estallido de progreso institucional, cultura y unidad de España que supuso la II República Española.


7.¿Qué opinas de la memoria histórica?
La historia se forma por el estudio de los documentos escritos, sonoros y visuales; Sin la memoria de lo que reflejan estos documentos, simplemente no tendríamos historia. En España, durante medio siglo, nos impidieron recordar y, a cambio, nos hicieron memorizar lo que nunca había sucedido.
La realidad es bien sencilla: unos dieron un golpe de Estado a un Estado democrático, otros defendieron dicho Estado democrático dejándose la vida en ello. Los Unos siguen gobernando. Los Otros quieren devolvernos a todos los españoles la democracia. ¿Acaso esto no se entiende todavía? Y entre tanto, Rodríguez Zapatero quitó de noche la estatua de Francisco Franco en un ejercicio soporífero de cobardía, y creó la Ley de Memoria Histórica delegando su aplicación a la voluntad de las Comunidades Autónomas y no al gobierno Central, por lo que creó una ley que no tuvo la valentía de aplicar. Y entre tanto los descendientes políticos del sustrato filosófico franquista (Partido Popular), continúan gobernando, controlando el Poder Judicial, poseyendo la Jefatura del Estado, el Mando Supremos de las Fuerzas Armadas y el control absoluto del cuerpo diplomático. Y entre tanto sigue habiendo un cuarto de millón de cuerpos fusilados en las cunetas y fosas comunes de España, de quienes defendieron el orden democrático constitucional. Y entre tanto la Iglesia, un país totalitario, teocrático y que tiene la exclusión de las mujeres de sus instituciones orgánicas como principio fundamental, continúa con sus privilegios en España: derecho de notaría para apropiarse de las tierras “indocumentadas” y derecho ejecutivo sobre la educación en España. Y entre tanto la izquierda abandona el principio de igualdad, apoya a los terratenientes nacionalistas y deja de ser izquierda sin saberlo. En fin, toda una suma de calamidades que nadan en contra de la palabra “democracia”. Y así seguirá siendo mientras nuestro país continúe denominándose Reino de España.
8.¿Cual crees que ha sido el papel de la mujer en la lucha por la República y la justicia social?
Sin la mujer protagonizando aquella parte de nuestra historia, España aún daría ahora más lástima. Las pocas mujeres que tuvieron la fortuna de criarse en una familia que les permitía pensar o fueron educadas para ello, aún tuvieron el coraje, la inmensa valentía, de no pensar sólo a escondidas, en privado, sino hacerlo en público; y aún fueron más valientes cuando no se limitaron a la mera conquista femenina de este espacio público, sino que lo aprovecharon para mejorar nuestra vida, la de todos, la de quienes aún no habíamos nacido. En España hemos tenido seres humanos muy inteligentes y casi todos calamitosamente olvidados: los hombres nos hemos bastado para olvidarnos de nuestros grandes hombres y ni siquiera hemos permitido que hubiese mujeres que se olvidaran de sí mismas. En España nos cuesta asimilar la inteligencia de los hombres y nos cuesta asimilar a las mujeres. Pero lo que nuestra historia ha demostrado, es que resulta casi imposible asimilar la inteligencia en las mujeres. Si no fuese por ellas, por aquellas de antes y las valientes de ahora, aún daríamos más lástima.

Angelita miliciana republicana ya fallecida

El papel de la mujer en la república española fue absoluto e imprescindible. No sólo por la actividad política y cultural de las reseñadas Dolores Ibárruri, Clara Campoamor, María Zambrano, Victoria Kent, Marina Ginestà, Rosario Sánchez “La dinamitera”, Lina Odena, Francisca Bohigas, Concepción Arenal, Margarita Nelken, Lucía Sánchez Saornil, Federica Montseny, Zenobia Camprubí, Julia Álvarez Resano, Veneranda García-Blanco, Carmen de Burgos, Matilde de la Torre, Margarita Xirgu, María Teresa León, María Lejarraga, María de Maeztu, Simone Weil, María Josefa Colomer, Matilde Landa… sino, por supuesto, por todas y cada una de las mujeres anónimas que combatieron, defendieron la democracia y ejercieron su libertad por encima de todas las dificultades de aquella sociedad netamente patrialcal.

9.Sobre historia ¿Quien era Niceto Alcalá  Zamora?
Ministro de la Guerra siendo monarca Alfonso XIII y presidente de la II República Española (1931-1936), a quien sorprendió la guerra civil española estando de viaje por Noruega, quedándose en el exilio hasta su muerte en Buenos Aires y repatriados sus restos al Cementerio de la Almudena de Madrid. No soy historiador, por lo que sólo haré un aporte de mis impresiones acerca de él: la III República Española precisará de demócratas de derechas y católicos como él.
Niceto Alcalá Zamora

10.¿Has escrito algún libro y sobre qué?
  • Con dos aes. Antología de primeras voluntades (poesía, 2016)
  • Enciclopedia Poética de España:. Volumen 28: Los vertederos de la fama (poesía, 2013)
  • Enciclopedia Poética de España. Volumen 8: Barcelona en el universo más cercano al nuestro (poesía, 2011; premio “Ojo Crítico” de Radio Nacional de España).
  • Dios y sus cómplices (poesía, 2009).
  • Cuidado, mancha (poesía, 2007).
  • Machado: vida y flamenco, (teatro, 2007).
  • Cima expresiva de la palabra, (ensayo, 2006).
  • Tratado sobre la exégesis bíblica, (ensayo, 2005).
11.He visto que has asistido a debates con el gato al agua , teniendo en cuenta la de personajes que van allí ¿Que impresión te da estar ante el peligro?
Decía León Felipe que el poeta es el gran responsable. Yo soy responsable con mi país y, sobre todo, con mis principios; y además soy poeta. Imagínate.
12.¿Como crees que debería solventar una III República Española la cuestión de los nacionalismos?
No creo en el derecho de las regiones, las ciudades, los barrios o las comunidades de vecinos. Creo sólo en el derecho de sus ciudadanos. Los nacionalistas atentan contra la igualdad en la soberanía, pues anteponen la supuesta voluntad de los territorios a la real voluntad de la ciudadanía; y éste es un principio monárquico, pues los territorios españoles proceden de organizaciones monárquicas y señoríos feudales que también respondían ante un rey. En una república no hay derechos territoriales sino derechos de ciudadanía.


La soberanía territorial de la totalidad de los españoles es para mí una posición incuestionable. Estoy convencido de que la solución a un problema de asimetría y desapego de los españoles como el que vive España, sólo tendría solución con una modificación profunda resumida de este modo:
1. Nacionalización de las jefaturas del Estado y el Ejército
2. Modificación de la Ley Electoral: mismo valor de cada voto.
3. Derogación de los acuerdos con el Vaticano.
4. Cooficialidad institucional absoluta de las distintas lenguas.
5. Iniciación escolar obligatoria en todas las lenguas del Estado, para evitar el extrañamiento cultural generacional y permitir así la cohesión social.
6. Derogación de los Tratados Internacionales que anteponen el pago de la deuda a los derechos fundamentales de los individuos.
7. Creación conjunta de una nueva simbología nacional que refleje nuestra realidad pluricultural y los principios republicanos de libertad, igualdad, solidaridad y unidad .
8. Ilegalización de la financiación privada de los partidos políticos y los sindicatos.
9. Ilegalización de los partidos políticos con funcionamiento interno no democrático.
10. Ilegalización de los secretos de Estado de naturaleza no militar.

domingo, 26 de febrero de 2017

Entrevista a Jose Luis Forneo

1.Ademas de "Un Vallekano en Rumania" ¿Por que montaste tu blog "Cuestionatelotodo"?
De hecho, primero fue Cuestionatelotodo. Cuando me mudé a Rumania, creé Un Vallekano en Rumania. El primero, es decir, CTT, surgió como necesidad de denunciar lo que pasaba en en el mundo real ante la sumisión o indiferencia de la mayoría. Fueron los blogs, ambos, los que me llevaron cada vez a tener un mayor convencimiento del marxismo-leninismo como guía teórica de acción y análisis de la realidad.
2.¿Cual es tu relación con la RBC (Red Blogs Comunistas)?
Pues soy miembro fundador y uno de los administradores. Como sabes, RBC es una red diversa con intenciones de unidad.

Es difícil, no obstante, poder crear una colaboración y dirección común entre tantos blogs, que, como sabes, en general son producto de experiencias e intenciones individuales, no organizadas ni parte de un partido u organización.
3.¿Como te ganas la vida en Rumania?
Como puedo. En general, con traducciones y clases de español, pero también haciendo otras cosas, como guía turístico.
4.¿Que opinas de las protestas que se están llevando a cabo en Bucarest contra el gobierno?
Son un intento partidista de derribar al gobierno socialdemócrata que, sorprendentemente, tiene la intención de llevar a cabo un programa que perjudica la impunidad que han tenido las multinacionales extranjeras durante 27 años en Rumania. Por ejemplo, el aumento de impuestos del 5 al 16% para las grandes empresas, o el aumento del salario mínimo a 250 euros al mes, lo que aumentará notablemente los impuestos que los patronos tendrán que pagar al presupuesto público.

No obstante, no se puede decir que el Partido Socialdemócrata no sea otra cosa que un partido del capital y reformista: no está del lado de los obreros, aunque es el único que en Rumania tiene una cierta política social. De hecho, muchos le votan porque se le acusa de ser continuación del Partido Comunista, y como sabes, la mayoría de los rumanos echan de menos el sistema socialista de antes de 1989.
5.¿Sabes que dice el PCR (Partido Comunista Rumano) con respecto a estas protestas?
Como te he dicho en la pregunta anterior, los rumanos votan al PSD (socialdemócrata) porque la propaganda de la derecha les acusa de ser “comunistas” algo que, sin duda alguna, no tiene nada que ver con la realidad. Sin embargo, el PSD ha ganado todas las elecciones celebradas en Rumania desde el golpe de estado capitalista, ¿por algo será, no? Todo ello sirve para, por otro lado, evitar que los rumanos voten a otras opciones realmente socialistas, que son invisibilizadas también por el sistema. 
Asamblea de transformación del PAS al PCR
 De hecho, existen varios “partidos” que se autodenominan o consideran comunistas, pero solo uno está registrado como partido político, el Partido Socialista Rumano (PSR), que se llama así porque la ley no permite que la palabra “comunista” aparezca en el nombre de un partido. El PSR considera que las protestas no son contra la corrupción, sino contra el gobierno, aunque anima que la gente salga a la calle realmente contra la corrupción, es decir, contra el capitalismo.
6.Sobre Rumania y su pasado socialista ¿Que es lo que más has aprendido al estudiar el movimiento comunista rumano y a la Rumania Socialista?
Pues desde que llegué a Rumania y empecé a conocer mejor el pasado socialista aquí he confirmado y aprendido que el sistema socialista es muy superior al capitalista, en todos los sentidos, incluso en lo que se refiere a las libertades, que es su lado más criticado. Pero, si tenemos en cuenta que lo importante es saber para qué es esa libertad, me parece evidente que los rumanos eran más libres de controlar su propia vida y su destino que antes que ahora.
También he aprendido que es muy difícil luchar contra las tendencias burguesas de dentro del socialismo, con los individualismos y egoísmos de muchos supuestos comunistas que, pacientes, esperan que llegue el momento de poder golpear al movimiento para acumular ellos privilegios. Tratan, y eso también sucedió en Rumania, de ir limando los límites de la justicia y legalidad comunista, que actúan como un corsé que evita que ese elitismo se rebose de cierta medida, conteniendo las ansias de restauración capitalista y de enriquecimiento personal de las élites que se van creando con la progresiva burocratización producida por el alejamiento de las masas. La reistauración del capitalismo sirve, pues, para superar las barreras del enriquecimiento personal y de acumulación de privilegios de esa burguesía que se alza sobre las masas como una nueva clase dominante. Todos los sistemas socialistas proclamados por el pueblo en una revolución que llevó a la clase trabajadora a la toma del poder acabaron traicionados por los burgueses de dentro del propio Partido Comunista, incluso ante los intentos por luchar contra ello por los grandes líderes del comunismo mundial, que ya detectaron el problema y se rompieron los sesos para enfrentarlo, como Lenin, Stalin o Mao.
7.¿Como son tratados lo gitanos actualmente en Rumania y como eran sus condiciones de vida en el socialismo?
Ahora los gitanos tienen que sobrevivir como pueden, como el resto de los rumanos. Como en general están excluidos de la sociedad, marginados, lo hacen por fuera, al otro lado de los márgenes, de las leyes sociales, lo que hace que finalmente aumente su exclusión. En la Rumania actual el racismo antigitano está institucionalizado, y muchas empresas rechazan a un gitano si este quiere trabajar. La consecuencia, es que termine por no querer trabajar, como es lógico. Que es la sociedad racista la que hace que el gitano no trabaje o que sobreviva por vias extralegales lo demuestra que en el Socialismo todos los gitanos tenían trabajo, asistían a la escuela y, a pesar de que, no se puede negar, el rechazo racial siguió existiendo en menor medida, estaban mucho más integrados en todos los ámbitos de la sociedad.
8.¿El fascismo perseguía a los gitanos en Rumania durante la segunda guerra mundial?
Si, claro. El Mariscal Antonescu, primer ministro del rey Carol II y después de Mihai I, este último jefe de estado aliado de los nazis que vive y que todavía no ha sido juzgado por su complicidad, deportó a miles de gitanos rumanos a Transnistria, además de sostener una política de marginalización en todo el país.
Mariscal Antonescu
 9.Sobre la mujer ¿Cual es su condición actualmente cual era antes de la entrada del capitalismo?
En la Rumania Socialista las mujeres estaban integradas en el mundo del trabajo, el estado lo fomentaba, e incluso tenía un papel importante en el ejército y en la milicia popular. Cierto que el problema de las diferencias entre sexos no se resolvió totalmente durante el Socialismo, pero la llegada del Capitalismo provocó que la masiva pérdida de empleos tras la destrucción de toda o casi toda la industria local afectara mucho más a las mujeres. Por eso, estas sufrieron aún más las consecuencias de la pobreza y la plaga de la emigración masiva.
Ana Pauker , ministra de exterirores de la RPP
Las oligarquías occidentales no dudaron, por otro lado, en aprovecharse de la situación y convertir a Rumania en la principal suministradora de prostitución de los países occidentales, mientras antes del 89 esta lacra había sido erradicada.
10.¿Pasaba igual con las mujeres gitanas o tenían un papel más que cumplir por ser una etnia?
Las mujeres gitanas se beneficiaron de los mismos avances que el resto, y tuvieron un tremendo avance al participar también en la educación socializada. Como he dicho antes, en la práctica, el creciente elitismo que se fue creando por la burocratización del partido hizo que las diferencias se fueran agrandando poco a poco, pero fue la reinstauración del capitalismo la que provocó que las cosas volvieran a niveles de los años 30. Un salto al pasado de gran magnitud.
11.Acerca de tus origenes , eres de Madrid, vallekano ¿Del Rayo y solidario con Bukaneros? ¿O no te gusta el fútbol?
Sí, siempre he sido del Rayo. He crecido cerca del estadio y todavía me acuerdo de las visitas a los entrenamientos o el subirnos a la valla de la grada del Arroyo del Olivar y ver los partidos sin pagar, jajaja. También de los bocatas de chorizo o tortilla en los descansos. Iba a la piscina que hay dentro del estadio, o todavía recuerdo algún que otro concierto con los colegas en el Parque Azorín. En fin, el Rayo siempre ha estado a mi lado en cada fase de mi vida. Ahora estoy lejos físicamente, pero cada domingo, lo sigo. Además de rayista, por supuesto, soy antimadridista.
12.¿Que opinas de Bukaneros?
Bukaneros son la máxima expresión de la afición rayista. El Rayo es un equipo obrero, y como tal, debe estar siempre al lado de los explotados, de los que sufren, de las víctimas del sistema. 
Bukaneros , ultras del Rayo Vallekano
Y a falta de que la dirección del equipo, cuyos miembros lamentablemente son mafiosos capitalistas, lo haga, los Bukaneros mantienen viva la bandera comunista en las gradas de Vallekas.
13.¿Crees que actualmente se puede hacer algo en España con lo que respecta a organizar la revolución?
La Revolución ha de organizarse cada día. Otra cosa es que surja la oportunidad de llevarla a cabo. Las condiciones no son muy halagueñas, pero la situación social es cada vez más tensa, la ofensiva del capital contra el trabajo se profundiza, y puede llegar el momento en que se rompa la cuerda. Hay que estar preparados para ello, aunque lamentablemente no hay ningún partido capaz y con voluntad real de atraer a la clase trabajadora y organizarla para ello.
14.Por curiosidad en España ¿Ves algún partido comunista o colectivo español que se acerque a tus postulados?
Creo que ya te he contestado más arriba. No creo que haya ninguno, al menos que yo conozca.
15.A tu parecer ¿Actualmente existen países socialistas en el mundo?
Creo que hay que definir bien los conceptos. Partidos socialistas hay muchos, pero no marxistas leninistas. Como explicaba Lenin en El Estado y la Revolución, el socialismo existía antes de Marx, pero fue este quien dio un paso adelante y se diferenció de este anunciando la necesidad inevitable de la dictadura del proletariado para poder construir el camino hacia el comunismo, el Socialismo marxista. La pregunta sería, ¿hay actualmente alguna dictadura del proletariado instaurada por la clase trabajadora en algún país del mundo?
16.Acerca de la revolución cultural proletaria de China ¿Que crees que es lo que más ha aportado esta experiencia socialista a los comunistas? ¿Hay revoluciones organizadas en base a esta experiencia revolucionaria?
La GRCP aportó, sobre todo, entre otras cosas, la necesidad de seguir pisando el acelerador de la lucha de clases incluso dentro de un sistema socialista, cíclicamente, para evitar que el socialismo sea tomado en manos de los residuos burgueses y acaben por pervertirlo. Eso cuando ya las masas han tomado el poder y se ha proclamado un sistema socialista.
Manifestación de apoyo a la GRCP en Pekin, 1966

En el caso de las revoluciones para tomar el poder, la GRCP no aporta nada, es decir, en una revolución ya se dan las condiciones de lucha de clases contra la burguesía y de la aplicación de la teoria comunista a la realidad concreta de forma intensa: el problema se da cuando la clase obrera toma el poder pero inevitablemente quedan restos del capitalismo en gran parte de la sociedad, no solo en cuanto a la producción, sino también en la cultura y el derecho. La GRCP es el método correcto para luchar contra esos residuos que, si no se van limpiando poco a poco, acaban por hacer que se pudra todo el sistema.
17.¿En la GRCP (Grán Revolución Cultural Proletaria) se atacó a la religión o se respetaba?
La religión es un asunto privado, así que ningún comunista puede atacar a lo que cada uno lleva en su conciencia. Otra cosa es su expresión exterior. La GRCP se hizo para que los que se decían comunistas fueran consecuentes y no creyeran en dioses sino en la omnipotencia del hombre para construir un mundo mejor. Un comunista no puede creer en que existen amos y servidores, ni siquiera en otro mundo.
18.¿Que papel cumplía la mujer en la revolución china y en la revolución cultural proletaria?
La mujer tenía un papel de sumisión en la China tradicional, y la Revolución China fue el primer paso para empezar su integración en la sociedad. Fue un camino largo y lleno de complicaciones, pero se fueron dando avances. En la Revolución Cultural Proletaria el papel de la mujer fue fundamental. Muchas estudiantes chinas fueron la punta de lanza, su presencia fue continua en las calles, con los Dazibaos y en la lucha con las actitudes burguesas de la dirección del partido y las instituciones.
Fijate si tendría un papel importante la mujer en la GRCP que su máxima dirigente fue una mujer, Jiang Qing, la mujer de Mao.
19.¿Que actividades realizaron los guardias rojos con la juventud en la GRCP?
Los Guardias rojos se crearon como movimiento juvenil que arrinconaba a la Liga de las Juventudes del Partido, leales a Liu Shaoqi. La actividad de los GR entre la juventud fue esencial. De hecho, estaban enfocados a la juventud, a trabajar y luchar por profundizar el comunismo frente a la burocracia del partido en las Universidades, Institutos y, también, en las fábricas. Las actividades políticas, en formato de danza, teatro o mítines, siempre con el objetivo de acabar con el camino hacia el capitalismo que empezaba a imponerse en China, como había sucedido ya en otros paises socialistas, como la URSS.
20.¿Que ocurrió con la medicina y educación en China durante la GRCP? ¿Se deterioró o se mejoró?
La educación mejoró, por supuesto. Precisamente la educación comunista, con la implicación de los propios estudiantes en el proceso educativo a todos los niveles, tuvo su mayor expresion en la GRCP. Ya Engels en sus Principios del Comunismo, escribía sobre la necesidad de la abolición de la división del trabajo para el desarrollo de la sociedad socialista: 

"Por consiguiente, desaparecerá del todo la división del trabajo, minada ya en la actualidad por la máquina, la división que hace que uno sea campesino, otro, zapatero, un tercero, obrero fabril, y un cuarto, especulador de la bolsa. La educación dará a los jóvenes la posibilidad de asimilar rápidamente en la práctica todo el sistema de producción y les permitirá pasar sucesivamente de una rama de la producción a otra, según sean las necesidades de la sociedad o sus propias inclinaciones. Por consiguiente, la educación los liberará de ese carácter unilateral que la división actual del trabajo impone a cada individuo. Así, la sociedad organizada sobre bases comunistas dará a sus miembros la posibilidad de emplear en todos los aspectos sus facultades desarrolladas universalmente".


La Gran Revolución Cultural quiso avanzar hacia el Comunismo enfrentandose a la resistencia creciente de las pervivencias burguesas e intentando seguir los consejos de Engels, Marx o Lenin, bajo la batuta de Mao Tse Tung, reforzando la lucha de clases, también en el ámbito clave de la educación de los obreros y campesinos chinos, con la finalidad de acabar con la división del trabajo y, en paralelo, seguir avanzando en la construcción del Socialismo.


21.¿Como fue el trabajo en el campo durante la GRCP?
Otro objetivo de la GRCP era acabar con el desequilibrio cultural que existía en el país. Los artistas, intelectuales y profesionistas vivían mayormente en las ciudades y su trabajo estaba divorciado de la sociedad en general y en particular del 80% de la población que vivía en el campo. La Revolución Cultural suscitó debates sobre la necesidad de disminuir las desigualdades entre el trabajo intelectual y el trabajo manual, entre las ciudades y el campo, entre la industria y la agricultura, y entre hombres y mujeres.
Se exhortó a los artistas, médicos, trabajadores técnicos y científicos y a la gente educada a unirse a los obreros y campesinos: aplicar sus conocimientos a lo que la sociedad necesitaba, convivir con la gente trabajadora, compartir información y aprender de ella. Grandes cantidades de jóvenes y profesionistas respondieron al llamamiento de Mao de "servir al pueblo" e ir al campo.
guardias rojos
El trabajo en el campo siguió siendo duro, aunque las comunas y las cooperativas de estado cambiaran mucho las condiciones de vida y trabajo del campesinado. La GRCP pretendío hacer participar mucho más a la gente del campo en la política, en la construcción del comunismo. 
22.¿Se defendía la figura de I.Stalin y otros clasicos frente al XX Congreso del PCUS antes y durante la GRCP en la China de Mao Zedong?
Sí, Stalin fue un modelo para Mao, Por ejemplo, este, en La amistad más grande, texto escrito con motivo de la muerte de Stalin, se referia a el como el genio más grande de la época actual, el gran maestro del movimiento comunista internacional, y el camarada en armas del inmortal Lenin”, diciendo que la contribución de Stalin a nuestra época a través de sus actividades teóricas y prácticas es incalculable. El camarada Stalin representó nuestra completa nueva época. Sus actividades han permitido al pueblo soviético y al pueblo trabajador de todos los países darle la vuelta completamente a la situación de todo el mundo. Es decir, la causa de la justicia y de la Democracia Popular y el socialismo ha alcanzado una victoria en una inmensa región del mundo, una región que agrupa a más de 800 millones de personas –un tercio de la población de la Tierra. Además, la influencia de esta victoria se extiende diariamente a cada rincón del mundo”.
I.Stalin y Mao Zedong
Otra cosa es que la reinstauración del camino hacia el capitalismo en la URSS, inmediatamente después de su muerte, no creara la necesidad urgente de analizar cuales habian sido los errores que lo provocaron o permitieron.
23.¿Que opinas acerca de los maoistas y de la definición de "maoismo"?
Creo que el maoismo es la evolucion del marxismo-leninismo en las condiciones de un pais colonizado, no desarrollado, explicando a su vez, y este es un aporte muy importante, la necesidad de no bajar la alerta a y continuar la dictadura del proletariado y la lucha de clases incluso en las condiciones de un país socialista. No creo que sea una fase más o menos avanzada del marxismo-leninismo, no creo en la visión teleológica del ml, sino que me parece que se trata de una evolución lógica y acertada de las ideas de los grandes del marxismo y del leninismo a unas condiciones determinadas (a partir de las ideas ml previas, de Lenin, Stalin y otros) que, en muchos casos, siguen estando vigentes en gran parte del mundo.
24.¿Con que partidos comunistas más te solidarizas?
Un comunista se solidariza con cualquier otro comunista, a pesar de las diferencias. En el debate de ideas, puede haber enfrentamiento argumentativo, pero cuando el sistema toca a un comunista, es un camarada más. Me solidarizo con todos los partidos comunistas ilegalizados o perseguidos y con todos los comunistas que son reprimidos en cualquier lugar del mundo, independientemente de las diferencias de visión que podamos tener.
25.¿Te atacan en tu trabajo por tus ideas? ¿Te esta mereciendo la pena?
Digamos que, en la mayor parte, mi vida como comunista en Rumania es clandestina. Solo los comunistas rumanos conocen como pienso. Escribo bajo un seudónimo y, por lo tanto, pocos conocen que el que escribe soy yo. Precisamente por lo que tú dices: aquí los comunistas son rechazados y marginados; muchas empresas no contratarían a alguien si dijera que lo es; la ley prohibe en la teoría toda apología del comunismo, etc. De hecho, muchos comunistas rumanos tienen grandes problemas en sus trabajos o en su vida cotidiana por formar parte de los diferentes partidos que aquí existen. No tanto por la persecución del estado, que sabe que no existe una organización con tanta fuerza como para que sea peligrosa, sino por la extensión de la ideología anticomunista a pie de calle. Por otro lado, vivir en Rumania si que me ha merecido la pena.
blog se Jose L.Forneo
He conocido mucho del comunismo puesto en práctica, de los problemas que conlleva y de sus enemigos. También de lo cierta aquella frase de Mao que dice que el principal enemigo es el burgués que todos llevamos dentro: esta frase puede explicar las divisiones entre comunistas tanto la historia de los países donde se conquistó el Socialismo. Quizás una reflexión sobre esto es fundamental para continuar la lucha que, en consecuencia, siempre tiene que estar acompañada de una fuerte autocrítica hacia nuestros actos y nuestras posiciones.

Entrevista a Unión Proletaria

  1. ¿De dónde nace UP (Unión Proletaria)?
Unión Proletaria es el nombre que adopta la organización Movimiento Anti-Imperialista (MAI) en 2005, después de que la anterior dirección se viera desautorizada por la mayoría de la militancia y optara por escindirse para seguir su deriva sectaria. Hicimos un balance autocrítico de nuestra trayectoria anterior, desde que rompimos con el revisionismo dominante en el PCPE y formamos una organización independiente. Fuimos desmontando todas las innovaciones teóricas -desde la "tesis de reconstitución" hasta la "nueva orientación"- que se oponían a la concepción del mundo del marxismo-leninismo y recuperamos a ésta en su plenitud para poder avanzar hacia nuestro objetivo original: la reconstitución de un Partido Comunista capaz de conducir a la clase obrera a la revolución socialista en España.
El nombre que nos dimos es toda una declaración de intenciones en relación con nuestra etapa anterior. Así, sigue siendo nuestro cometido principal el combate teórico por los principios revolucionarios y contra el revisionismo, pero lo hacemos junto con la práctica del movimiento obrero y al servicio de ésta. Unir más y más al proletariado, y al pueblo en torno a él, contra la burguesía es lo que permite conquistar posiciones parciales en las que pueda ir materializándose y fructificando la teoría marxista-leninista. Sin este proceso acumulativo, no puede haber salto cualitativo, ni el de la reconstitución de un partido revolucionario de masas, ni el de la propia revolución social.
El movimiento obrero seguirá prisionero de los límites que le imponen los capitalistas si no vamos recuperando la teoría revolucionaria y se la aportamos. Y, a la inversa, si los intelectuales revolucionarios no se incorporan al movimiento obrero, su trabajo teórico se verá limitado y deformado por los prejuicios pequeñoburgueses asociados a su formación y a su separación de las condiciones de vida de los obreros.
  1. ¿Qué son los procesos de unidad?
La unidad de la clase obrera es necesidad primordial para realizar la revolución socialista. Una masa obrera dividida y confusa como la que prevalece en la actualidad no puede constituirse en clase para vencer a la burguesía. En la práctica, comprobamos como su unidad resurge hasta cierto grado a cada nuevo ataque por parte de la clase capitalista. Pero esta unidad no va a más y no se mantiene mucho tiempo, porque los obreros más conscientes, su vanguardia, carecen de la firmeza teórica y práctica suficiente para conquistar la dirección del movimiento de masas y para infundírsela al mismo. Necesitamos, pues, la unidad teórica y práctica de la vanguardia proletaria. Cuando nos preguntas por los procesos de unidad, suponemos que te refieres a esta unidad, a la unidad de los comunistas.
Existe una relación dialéctica entre la unidad de la clase obrera y la unidad de los comunistas, porque también la hay entre la división y la confusión del conjunto de la clase y las de su parte más avanzada. Cuando Unión Proletaria salió a la palestra, se encontró con unos movimientos de masas en ascenso y unas organizaciones comunistas que iban corrigiendo sus errores históricos. Nuestro caso no era excepcional, sino que venía marcado por el signo de los tiempos: se reanudaba la lucha por el progreso social después de la profunda depresión producida por la derrota del campo socialista y la bacanal anticomunista de la burguesía.

 Unión Proletaria invirtió entonces sus mayores esfuerzos en la lucha por la unidad obrera, popular y comunista apoyándose en las circunstancias objetivas favorables. Y lo hizo aun al precio de su propia existencia independiente. En esos años, fuimos blanco de las críticas de los "izquierdistas" que no tenían en cuenta este aspecto de la realidad y que solamente veían el problema de la pureza de la ideología. Nuestra decisión táctica no era novedosa, pues tenía numerosos precedentes en la historia del movimiento obrero y comunista internacional: desde la creación de la AIT hasta la formación de frente populares antifascistas, pasando por la NEP en la URSS.
Ahora que el decenio de flujo de la lucha de clases ha concluido, constatamos que éste ha sido menos consistente de lo que parecía. Las desviaciones históricas de las organizaciones comunistas aguantaron y no ha sido posible sintetizar las experiencias revolucionarias del pasado en un desarrollo del marxismo-leninismo a la altura de la nueva ola de revoluciones proletarias que presagian las crecientes contradicciones del capitalismo.
Ahora nos toca aprender de la experiencia (con urgencia, pues los conflictos entre nuestros enemigos se agudizan), valorar hasta qué punto hemos arriesgado en exceso en la aplicación de nuestra táctica de unidad y reforzar el frente teórico de la lucha proletaria. Concretamente, debemos priorizar la crítica de los atajos con que la pequeña burguesía democrática busca seducir a las masas obreras para desviarlas de una consecuente lucha de clase, contraponiéndole la explicación de cómo pudieron progresar en el pasado por el camino de la Revolución de Octubre y del bolchevismo.
  1. Para vosotros ¿Qué es reconstruir el partido comunista?
Para Unión Proletaria, reconstruir el partido comunista exige tener la mayor conciencia sobre lo que significa este objetivo y sobre lo que nos separa de él. El partido comunista es la unión del socialismo científico con el movimiento obrero. Sólo con un partido así, es posible vencer a la burguesía. Dicho de otro modo, toda organización que se aparte de los principios del marxismo-leninismo y que no forme parte efectiva del movimiento obrero es una organización comunista por cuanto aspira al comunismo (de manera inconsecuente), pero no es todavía un partido comunista. Nos parece obvio deducir que, en España, no existe tal partido comunista. Trabajar por la reconstitución del partido comunista exige restablecer el marxismo-leninismo en su integridad frente a todo oportunismo y todo revisionismo. Y exige hacerlo llevando el marxismo-leninismo a la clase obrera en las tres grandes formas de lucha de ésta, como dijera Engels: sindical, política y teórica. En esto consistirá nuestra actividad y a ella convocamos a las demás organizaciones comunistas para poder forjar nuestra unidad en un verdadero partido comunista.
  1. ¿Qué relación tenía UP con el PTE (Partido de los Trabajadores de España)?
Con el PTE, al igual que con otras organizaciones comunistas, Unión Proletaria tuvo reuniones dirigidas a desarrollar la unidad de acción y alcanzar la unidad orgánica. Ambas organizaciones, junto al Colectivo Comunista 27 de Septiembre conformamos una Coordinación de Unidad Comunista mediante la que intervinimos conjuntamente en las movilizaciones obreras y populares.
Sentimos mucho respeto y admiración por el trabajo de masas que realizó el PTE a lo largo de los años 70. Fue el exponente del movimiento anti-revisionista que alcanzó una mayor dimensión de masas en su trabajo político, tanto a la hora de organizarlas como de obtener de ellas un respaldo electoral a su actividad. Al trabajar conjuntamente, pudimos comprobar las simpatías que su bandera suscitaba en todas las manifestaciones entre las gentes que habían vivido su juventud en aquellos años.
 El buen enfoque que tuvo el PTE histórico ha dado como frutos al Sindicato de Obreros del Campo -hoy, Sindicato Andaluz de Trabajadores-, su ejemplo más condensado en Marinaleda y la iniciativa de las Marchas de la Dignidad que insuflaron nueva vida al movimiento de indignación popular al darle una orientación proletaria frente al enfoque pequeñoburgués de los líderes del 15M. De hecho, hizo falta todo el concurso de la provocación parapolicial, de la represión policial, de la instrumentalización electoralista y del sectarismo "izquierdista" para intimidar a las masas y reconducirlas hacia la batalla institucional orquestada por los académicos de Podemos.
  1. ¿Con qué otros partidos comunistas habéis entablado conversaciones?
Anteriormente, tuvimos un par de conversaciones con camaradas de Corriente Roja, pero no mostraron interés por resolver nuestras diferencias ideológicas y políticas, sino únicamente por trabajar conjuntamente por las reivindicaciones inmediatas de las masas. Así que no hubo más que coincidencias en las luchas inmediatas, unas veces compartiendo la orientación y otras discrepando, pero no quisieron desarrollar el debate de estas discrepancias, ni privada ni públicamente.
También tuvimos una relación intensa con el PCE(m-l) durante más de dos años, con interés de ambas partes por tratar las cuestiones de principios y por alcanzar la unidad orgánica.
Más tarde, sellamos la unidad con el Partido Comunista de los Pueblos de España, bajo las siglas de éste y sobre la base del acuerdo con las resoluciones de su IX Congreso. Este partido había denunciado el viraje revisionista de Jruschov y, con ello, implícitamente, las desviaciones reformistas que arrastraba desde su fundación en 1984. En su lugar, ensalzaba el camino proletario del bolchevismo y se desmarcaba de su anterior aproximación al independentismo pequeñoburgués.

Conferencia de unidad comunista con PCPE y UP

Sin embargo, con los acontecimientos externos que sucedieron y con nuestra participación en la vida interna del PCPE, fuimos comprobando amargamente que los dirigentes de este partido no pretendían enraizar su política en el marxismo-leninismo ortodoxo, como nos parecía, sino que habían dado un bandazo hacia el "izquierdismo". No querían aplicar los principios generales defendidos por Lenin en su obra "La enfermedad infantil del 'izquierdismo' en el comunismo". Y esta posición equivocada se encontraba reforzada por una exigencia orgánica de cerrar filas alrededor de su autoridad "histórica" (a fin de cuentas, la del revisionismo contemporáneo), en vez de promover la búsqueda de la verdad sobre la base de la teoría marxista-leninista, en vez de respetar el hecho de que la organización ya no debía ser la de antes sino la resultante de un proceso de unidad que debía asumir los aciertos y desechar los defectos de cada una de las partes.

Al fracasar esta unidad, formamos el Partido del Trabajo Democrático con la Unión de Juventudes Comunistas-Madrid y los ex-Colectivos de Jóvenes Comunistas de Castilla-La Mancha. Formalmente, las tres organizaciones estábamos de acuerdo en encaminarnos hacia la reconstitución del partido comunista mediante una firmeza de principios y una flexibilidad táctica. Tanto UJC-M como UP nos habíamos enfrentado al revisionismo de derecha y al revisionismo de "izquierda".

En este último caso, había sido dentro del mismo partido (PCPE-CJC) y al mismo tiempo. Sin embargo, la práctica mostró que nuestra concepción de los principios revolucionarios y de la lucha por defenderlos frente al revisionismo era muy diferente. Para los dirigentes de la UJC-M, lo prioritario es alcanzar éxitos prácticos inmediatos aprovechando las oportunidades objetivas, mientras que, para nosotros, lo más importante es la clarificación ideológica que debe presidir el trabajo político con los obreros. Ir detrás de los acontecimientos (los cuales marcarían la agenda de los comunistas) o clarificar los principios para tener claro qué llevarle a las masas planificadamente; política oportunista o política de principios, tal era el dilema que ellos zanjaron expulsándonos del PTD (según lo acordado, la unificación se hallaba en un proceso que se culminaría en un congreso y, si no prosperaba, cada organización recuperaría para sí lo que había aportado a la unidad: UJC-M recuperó así la sigla PTD).
  1. ¿Cómo fue vuestro debate con los camaradas del PCE(ml)?
De los procesos de unidad que hemos vivido, ha sido el que tuvo menos recorrido, pero donde más claridad, sinceridad o quizás conciencia de la realidad hemos encontrado en la otra parte. También nosotros fuimos sinceros y, como requisito previo a acordar la unificación, les pedimos debatir, en un encuentro más o menos amplio de camaradas de ambas organizaciones, las diferencias que teníamos con su línea política: sigue habiendo países socialistas aunque su dirección adopte una política de repliegue o incluso revisionista; no hace falta esperar a conquistar la república para luchar abiertamente por la revolución socialista; y la unidad de los comunistas es hoy posible a condición de reevaluar las experiencias históricas que divergieron, sobre la base del marxismo-leninismo y a la luz de los resultados prácticos.

Los dirigentes del PCE(m-l) accedieron a nuestra petición pero, en cuanto leyeron las opiniones que les dimos por escrito, cancelaron dicho encuentro y nuestra relación bilateral se fue deteriorando hasta casi desaparecer.
  1. ¿Optáis por el sindicalismo como forma de lucha?
Por supuesto. La lucha sindical o de resistencia económica es una de las grandes formas que adopta la lucha de clase del proletariado y por la que amplias masas de éste desarrollan su conciencia y organización como clase. Sin embargo, es por sí sola incapaz de alcanzar este objetivo: hace falta el concurso simultáneo de la lucha teórica y de la lucha política, ante todo de la lucha por organizar su partido revolucionario, el partido comunista.

Toda la cuestión consiste en que los comunistas desenvolvamos esas tres formas de la lucha principalmente en el medio proletario, con el objetivo inmediato de reunir y organizar en este partido a los individuos más conscientes y dispuestos a completar tal labor hasta acercar el momento de la revolución socialista.
  1. ¿Con que países mostráis solidaridad internacionalista?
Promovemos la solidaridad con todos los países socialistas, cualquiera que sea su nivel de desarrollo y la orientación política de su dirección, así como con los Estados que se defienden de las agresiones imperialistas.
Consideramos necesario defender a China, Cuba, Corea, Vietnam y Laos, defendiendo las insidias burguesas y explicando a las masas los grandes progresos populares de estos Estados –inalcanzables bajo el capitalismo y la dominación imperialista-, alcanzados a pesar del atraso económico con que empezaron y de la continua hostilidad que sufren desde el exterior. 

No somos indiferentes a la lucha que se libra en ellos entre revolución y contrarrevolución, entre marxismo-leninismo y revisionismo, y sostenemos la primera de dichas tendencias. Pero respetamos la independencia y la capacidad del proletariado de esos países para fijar la mejor política posible en cada momento. Asimismo, consideramos que los comunistas de otros países tenemos derecho a opinar con sentido de la responsabilidad para con la causa obrera internacional, pero no a dar lecciones, sobre todo mientras no seamos capaces de hacer progresar esta causa en nuestros propios países.
  1. ¿Cuál es vuestra posición hacia la guerra en Siria?
Siria es el caso de un Estado que se defiende de una agresión imperialista y, por tanto, el movimiento obrero y toda la democracia genuina debemos posicionarnos de su parte. No es el proletariado el que allí detenta el poder político, por lo que la rebelión del mismo sería justa siempre que fuera realmente la suya y no la de unos títeres del imperialismo que instrumentalizan las protestas populares. Y esto último es lo que ocurre en Siria desde hace varios años.
En la época del imperialismo, la contradicción de la que depende inmediatamente el progreso social no siempre es la contradicción interna que opone a explotados y explotadores. En ciertas circunstancias como las que vive Siria, el progreso de este país oprimido no será posible si no derrota el ataque directo e indirecto que sufre de parte de las potencias occidentales. En cambio, la intervención de las tropas rusas y de otros países contra los agresores tiene una naturaleza positiva por cuanto ha sido solicitada por el gobierno y apoyada por las fuerzas internas que luchan por repeler la agresión.
En general, el proletariado consciente debe adoptar una actitud derrotista del gobierno de su propio país si está en condiciones de vencer a la reacción interna y externa, pero no para entregar su país a la opresión extranjera, traicionando así a su pueblo. Luego de derrotar la intervención exterior, la alianza de las fuerzas patrióticas podrá mantenerse mientras sirva para favorecer el desarrollo de las fuerzas productivas y la mayor libertad para el movimiento obrero y la democracia. De lo contrario, se convertiría en una traición a las masas populares.
  1. ¿Consideráis que China está haciendo un proceso de transformación de capitalismo a socialismo? ¿Las reformas económicas de China en la época post Mao no pueden generar contradicciones en el gobierno?
La República Popular China se creó en 1949, partiendo de unas condiciones de atraso y de devastación bélica y colonial. Lo que ha conseguido desde entonces en términos de dignidad nacional y de mejoramiento de las condiciones de vida de las masas, sin explotar a otros pueblos, no tiene parangón en la historia.
Cuando se liberó de las garras de las potencias coloniales, tomó el camino del socialismo y de la alianza con la Unión Soviética. Esta decisión le atrajo la enemistad de los países económicamente más poderosos. A los pocos años, la URSS tomó un rumbo revisionista y, al no obtener el apoyo de China a este viraje, le retiró su ayuda económica. Desde entonces, el desarrollo de la lucha de clase en el país más poblado del mundo se ha visto lastrado por el escaso desarrollo de sus fuerzas productivas. En los últimos decenios, ha conseguido ser una de las primeras economías del mundo en términos absolutos, pero no en riqueza por habitante. 


Su dirección política, el Partido Comunista de China, ha optado por desarrollar el país recurriendo cada vez más a métodos capitalistas. No obstante, el capitalismo no está plenamente implantado ni se desarrolla libremente sobre su propia base. Y su política exterior no se corresponde con la agresividad propia de los Estados imperialistas que promueven así los intereses de sus capitalistas monopolistas en el exterior. Al contrario, está sacando de la pobreza a cientos de millones de trabajadores y ayuda a los demás países socialistas y a otros Estados a desarrollarse soberanamente, rechazando bloqueos y embargos decretados por las grandes potencias.
Las reformas mercantiles y capitalistas agudizan ciertamente las contradicciones con la clase obrera y en el seno del gobierno chino. Pero confiamos en que los comunistas de este país sabrán aprovechar su enorme experiencia para vencer las dificultades presentes. Mientras el comunismo no triunfe en todo el planeta -o, al menos, en los países más poderosos- no podrá darse por definitiva ninguna revolución ni contrarrevolución. Entre tanto, vivimos en la época del imperialismo y de la revolución proletaria mundial: cualquier país puede bascular en un sentido o en otro. Que vuelva a prevalecer la tendencia a la revolución depende de que seamos capaces de resolver la crisis sin precedentes que atraviesa el movimiento obrero internacional y el marxismo-leninismo como su expresión más consciente. Es una tarea que completaremos los comunistas de todos los países, con nuestra unidad y nuestra lucha.
  1. ¿Cuál es vuestra relación con la AAHS (Asociación de Amistad Hispano Soviética)?
Se trata de una asociación cultural que promueve la difusión de los logros de la URSS y de los demás países socialistas. En este sentido, su labor es muy útil a la reconstitución del Partido Comunista, que es el objetivo de Unión Proletaria. Pero este objetivo entraña otras muchas tareas que desbordan la competencia de cualquier asociación cultural.
  1. Se cumplen ya 100 años de la revolución socialista de 1917 en Rusia ¿Tenéis pensado algún trabajo sobre el tema?
Se trata de una celebración importante para todos los comunistas del mundo. Apoyaremos todas las iniciativas posibles, trataremos razonadamente nuestras divergencias y difundiremos el significado de la Revolución de Octubre que, para Unión Proletaria, pone en primer término la necesidad de un partido comunista marxista-leninista, es decir, un partido que reúna las características explicadas por Stalin en la conclusión de “Historia del Partido Comunista (bolchevique) de la URSS”.
  1. En uno de vuestros artículos se habla de patriotismo revolucionario y nacional chovinismo ¿Se puede recuperar el concepto de "patria o muerte" en la izquierda española y en el MCE (Movimiento Comunista Español)?
Se puede y se acabará haciendo, como ya hizo el partido comunista en la guerra nacional-revolucionaria de 1936-39. El internacionalismo proletario no tiene nada que ver con el nihilismo nacional ni con el cosmopolitismo. Pero, para recuperar el significado coherente del patriotismo tras su usurpación por el franquismo (el cual violentó la voluntad de la patria con la ayuda militar de Italia y Alemania, y sobrevivió a la derrota de éstas vendiendo a los yanquis la patria a trozos), hará falta un enorme esfuerzo de explicación, de lucha por satisfacer las necesidades inmediatas de las masas obreras y populares, y de educación de las mismas en los objetivos estratégicos revolucionarios. Hoy en día, no se puede situar todavía como consigna, pues se entendería en un sentido de exclusivismo nacional o incluso de chovinismo fascista. Y eso perjudicaría lo que más necesitamos: la unidad de la clase obrera en el combate contra la burguesía. Se trata de luchar principalmente contra la burguesía española que es plenamente soberana en sus relaciones con el exterior y, si se excede a veces en las concesiones a otras potencias mayores, es para acrecentar sus beneficios o para comprar la ayuda que le permita seguir dominando a las clases trabajadoras. 

Por ahora, no podemos reivindicar el patriotismo en el plano de la agitación, sino únicamente en el de la propaganda, como ocurre con otras muchas cuestiones que aún no han madurado lo suficientemente en la conciencia de nuestra clase.
  1. ¿Sois feministas, si, no y por qué?
Como comunistas, defendemos la plena igualdad social de mujeres y hombres. Esto supone el apoyo a diversas reivindicaciones particulares, a la vez que la lucha revolucionaria por suprimir la base histórica material en que se han asentado milenios de opresión de las mujeres: la propiedad privada que convirtió en antagonismo la división natural del trabajo entre sexos. El capitalismo engendra la última forma histórica de propiedad privada y no puede ser suprimida más que por la lucha de la clase proletaria contra la clase burguesa. El proletariado formado por hombres y mujeres no puede liberarse sin asumir la tarea de liberar a la humanidad de toda división opresiva.
En la medida en que el feminismo es compatible con esta misión histórica, lo asumimos. No así, si con él se pretende introducir un factor de antagonismo en el seno de la clase obrera y someter a la mujer obrera a la dirección teórica y práctica de la mujer burguesa.
  1. ¿Qué opináis acerca de Podemos?
Podemos es un partido pequeñoburgués que surge con la profundización de la crisis general del capitalismo, al verse proletarizadas amplias capas medias que anteriormente tenían mayor independencia profesional o posiciones de mando sobre la masa obrera. Es un partido que, en principio, se enmarca en el campo democrático de las clases populares frente a la oligarquía financiera. Pero su naturaleza de clase le hace vacilar en esta confrontación y circunscribirse al reformismo y al parlamentarismo burgués. En cuanto a su base ideológica, el diagnóstico es peor pues la misma se sitúa en el posmodernismo que es donde confluyen el reaccionarismo de la pequeña burguesía con el reaccionarismo del capital monopolista. En este sentido, su cercanía de las masas obreras convierte a Podemos en un vehículo de influencia de la burguesía más reaccionaria.
A pesar de ello, es hoy por hoy una de las organizaciones más representativas de las reivindicaciones democráticas y progresistas de la clase obrera y del pueblo, dada la debilidad de las organizaciones comunistas. El apoyo puntual y condicionado a los demócratas pequeñoburgueses tiene sentido para los intereses de la clase obrera en el ámbito defensivo frente a los planes de la oligarquía financiera, pero los comunistas no podemos caer en el posibilismo, que nos llevaría irremisiblemente al reformismo. La clase obrera está desamparada, actualmente sigue a la democracia pequeñoburguesa, o a quien aparente defender sus intereses concretos, porque no existe su partido político que identifique y propague sus intereses reales. Por eso, la tarea fundamental de los comunistas es la reconstitución del partido de la clase obrera, del Partido Comunista, firmemente cimentado en el marxismo-leninismo, como única teoría revolucionaria. A partir de ahí, es posible la independencia política de la clase obrera y su unidad hacia la revolución socialista.
  1. ¿Puede llegar a haber comunistas que apoyen esta organización socialdemócrata?
Uno se divide en dos, dice la dialéctica. A Podemos, los comunistas tenemos que apoyarla y combatirla, según en qué circunstancias. En toda lucha, hay que aceptar aliados inestables, sobre todo cuando no se puede librar dicha lucha, y menos ganarla, sin contar con ellos. Hay que apoyar a Podemos en todos los casos en que este partido comparta las reivindicaciones de las masas. Y hay que denunciarlo cuando se aparte de esas reivindicaciones para congraciarse con la oligarquía.
 Los comunistas que sólo saben apoyar a Podemos se equivocan tanto como los que sólo lo critican. Hay millones de proletarios que siguen a Unidos Podemos: con unidad y crítica podremos ganarlos para el partido comunista, para la causa de la revolución socialista proletaria. ¿Cómo más exactamente? Lenin escribió un magistral manual de teoría y táctica que nos enseña cómo conseguirlo: “La enfermedad infantil del ‘izquierdismo’ en el comunismo”. Estudiémoslo en serio.
  1. Los comunistas, revindicamos una república de carácter socialista y obrero ¿Entra la unidad popular dentro de esta nueva república en la clase trabajadora española? Algunos afirman que eso es solo "españolismo".
Los marxistas siempre hemos luchado por la revolución apoyando las reivindicaciones inmediatas de las masas. La república democrática es la síntesis de estas reivindicaciones particulares cuando todavía no son capaces de asumir que sólo la dictadura del proletariado permitirá su realización. Hay que luchar por los objetivos estratégicos a la vez que por los objetivos inmediatos, por la revolución a la vez que por la república. Son luchas simultáneas pero distintas: la primera se libra por medio de la propaganda y la segunda, por medio de la agitación y la unidad de acción. Así, hasta que las masas comprendan que la plena realización de la república democrática exige la conquista del poder por la clase obrera.
En cuanto a la república española que corresponde a las necesidades de la clase obrera, se trata de una república democrática respetuosa del derecho a la autodeterminación de las nacionalidades, es decir, del derecho de éstas a separarse de España. No queremos una unión forzosa porque anhelamos la libertad y porque una unión así sería demasiado débil para vencer en la lucha por la libertad. El apoyo de grandes masas al separatismo actual es precisamente el resultado de forzar la unidad y de negar las identidades nacionales. La libre unión de los pueblos no supone debilidad y desmembramiento, sino fortaleza frente a los enemigos de la libertad. Así se vio en la Unión Soviética y durante la guerra civil española.
  1. ¿Cómo han afectado las últimas reformas laborales a la clase trabajadora española y como se posiciona UP frente a estas reformas?
Las reformas laborales forman parte de la regresión legislativa que la burguesía necesita y puede acometer. La necesita para contrarrestar la caída de la tasa de ganancia lastrada por la crisis estructural del capitalismo. Y se la puede permitir porque la conciencia y la organización proletarias han retrocedido mucho en los últimos decenios. Ya no tiene que contrarrestar el vivo ejemplo de una sociedad socialista dirigida por los propios trabajadores y, por tanto, puede recuperar las concesiones que se vio obligada a hacer a los obreros del Occidente desarrollado.

Unión Proletaria sostiene, por supuesto, al movimiento obrero y sindical en su exigencia de derogación de las reformas laborales que no han hecho más que empobrecer a los asalariados y quebrar su solidaridad mutua. Al mismo tiempo, manifestamos que la lucha sindical es insuficiente, por sí sola se convierte en una lucha por reformas dentro del marco burgués, por eso explicamos el carácter de clase y político de este conflicto, la necesidad de que la clase obrera se proteja definitivamente de la explotación capitalista conquistando el poder político y reconstituyendo para ello su Partido Comunista.